Apuntando a la prevención y concientización sobre el tema, es importante la información y educación respecto a que es la enfermedad, como reconocerla y como tratarla.

La Diabetes es una enfermedad crónica, incurable, que afecta aproximadamente al 8% de la población.

El diagnóstico en sí se da cuando los valores de glicemia superan los 1.26 gramos en sangre, a veces existen valores entre 1.00 y 1.26, lo que podríamos denominar como glicemias alteradas que si bien no llegan a un diagnóstico, se deberían tener en cuenta porque pueden llegar a desarrollar una diabetes en un futuro y habría que hacer un seguimiento a esos pacientes.
La diabetes se produce cuando existe una disminución de la secreción de la insulina por parte del páncreas, es la hormona que hace que la glucosa entre a las células.
De acuerdo a esa secreción de insulina los diabéticos se clasifican en Tipo 1 o Tipo 2.

La Diabetes TIPO I, es cuando las secreciones son insuficientes casi en su totalidad y se debe administrar esa hormona de insulina desde afuera en forma de inyectable, son los pacientes denominados insulino-dependientes; en éstas etapas son bastante avanzadas, ya el páncreas no segrega insulina y se han agotado otras posibilidades, como lo son la medicación y utilización de hipoglucemiantes, aquí es complejo poder retroceder la situación, si bien éstos casos son los menos representan un 10 o 15%, en general afecta a personas jóvenes, niños y/o embarazadas.
Aquí nada tiene que ver la herencia, es una enfermedad autoinmune, es una autoagresión que sufre el páncreas.

La diabetes TIPO II, es el porcentaje más alto, corresponde a quienes tienen una diabetes más leve, es la de los pacientes adultos, adulto mayor, generalmente es la diabetes que se hereda, hay familias de diabéticos, aparece en edades más avanzadas, no son insulino- dependientes porque el páncreas todavía segrega insulina y lo que hace la medicación es ayudar a esa secreción.

Se está viendo mucho también la diabetes gestacional, a la embarazada se le realiza la prueba oral de tolerancia a la glucosa, se evalúa así si se puede desarrollar diabetes en ésta etapa, en caso de presentar, generalmente evolucionan bien con el tratamiento en las comidas y el ejercicio.

Respecto a la sintomatología que presentan los diabéticos, suelen sentir una necesidad de líquidos, sed abundante, necesidad de orinar mucho, adelgazamiento, comer en exceso, hormigueo, por alteración de la circulación, ante la presentación de algunos de éstos se debe consultar al médico a la brevedad y sobre todo cuando hay antecedentes familiares, no dejarse estar.
Es fundamental la detección a tiempo, para ello están los Screening que se realizan con los médicos de Referencia y los estudios necesarios para la obtención del Carnet de salud.


Aspectos importantes a tener en cuenta


La dieta es fundamental en éstos casos, es necesario eliminar o disminuir los azúcares o carbohidratos, hacer ejercicios, tomar la medicación según la indicación, generalmente con una buena adhesión al tratamiento se logra mantener los valores lo más cercano a los normales y evitar complicaciones no deseables y que pueden llegar a tener consecuencias severas, de cronicidad, a veces de amputación de miembros inferiores, de retinopatía diabética con ceguera, totales o parciales, pacientes que deben someterse a diálisis…

Todas éstas complicaciones hacen a una calidad de vida muy mala que se puede evitar o enlentecer esa progresión de complicaciones, logrando que los niveles se mantengan lo más cercano a lo normal, menos problemas se van a presentar, aquí el buen control es muy importante.

Reiterar a los pacientes que tienen familiares con diabetes que deben consultar ya que puede ser asintomática o quizás hay síntomas que pueden pasar desapercibidos.
Otras veces se presenta por ejemplo con signos muy evidentes como puede suceder con los niños y adolescentes donde hay un adelgazamiento muy importante y ahí es claro que algo anda mal y hay que atender en forma inmediata ya que podrían correr riesgo de vida.

En CAMCEL la medicación está disponible, están también los aparatos que miden los niveles de glucosa en sangre mediante una punción digital, el médico hace la indicación según las características del paciente y eso ayuda a mejorar la atención ya que rápidamente se pueden conocer los valores, y evitar también los ingresos con cifras muy altas.

Un médico general puede perfectamente atender a un paciente diabético y si lo considera necesario derivarlo a un especialista, la institución cuenta con los técnicos capacitados tanto Endocrinólogos como Diabetólogos, también está la Nutricionista cuya función es uno de los pilares para complementar el tratamiento.

En éste sentido es importante el acompañamiento que se realiza fundamentalmente a niños y adolescentes ya que suele ser muy traumático, no solo para los afectados sino también para la familia, afrontar esa situación nueva que aparece y que les cambia la vida…
A nivel institucional existe también el apoyo psicológico y de Asistente Social que es muy importante, los usuarios pueden acceder sin problema a las consultas.


Dr. Luis Borderolle.